Reencuentro de Moyano, Caló y Barrionuevo por Ganancias.

2016. Gesto para reunificar la CGT. Almuerzo con legisladores de extracción sindical.

La reunión fue en la sede histórica de Azopardo. Hablaron de consensuar una ley que mejore el anuncio del Gobierno.

En un nuevo paso hacia la reunificación, los jefes de los tres sectores en que está dividida la CGT, Hugo Moyano (Azopardo), Antonio Caló (Balcarce) y Luis Barrionuevo (Azul y Blanca) se reunieron ayer en un almuerzo, para dar una señal de acercamiento. La excusa fue la de  ejercer presión para mejorar los anuncios del Gobierno sobre el Impuesto a las Ganancias, propiciando acuerdos en el Parlamento.

En el cónclave, en el histórico edificio de la calle Azopardo que ocupa Moyano, participaron una decena de diputados de distintos sectores, la mayoría de extracción gremial, entre ellos Graciela Camaño, Facundo Moyano, Héctor Daer, Carla Pitiot, Jorge Taboada, Enrique Castro Molina, Marco Lavagna, y el diputado y secretario de prensa de la UOM Abel Furlán, quien llegó junto a Caló. La presencia predominante de massistas tuvo como objetivo llevar a las CGT la propuesta de esa fuerza sobre Ganancias. Camaño tuvo la voz cantante y se pronunció por terminar con el “impuesto al trabajo”.

También participaron miembros del consejo directivo de la CGT Azopardo, como Juan Carlos Schmid, Julio Piumato, Abel Frutos y el dirigente de los petroleros, Guillermo Pereyra, senador por el Movimiento Popular Neuquino e integrante del interbloque federal que lidera Adolfo Rodríguez saá.. De la CGT Balcarce estuvo José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).

Si bien la reunión giró en torno a unificar una estrategia para lograr la modificación de Ganancias sin esperar al año que viene para afrontar la cuestión de las escalas, como propicia el presidente Mauricio Macri, los sindicalistas expresaron también su preocupación por la pérdida de empleos–sobre todo en el sector industrial, expusó Caló– y la inflación.

“Los tres estamos decepcionados” con el Gobierno por la no modificación de las escalas de Ganancias, señaló Caló al ingresar a la sede de Azopardo.

Schmidt, secretario general a su vez de la Confederación Argentina de Trabajadores del Trasporte (CATT), destacó la “preocupación por manetenr el empleo” y cuestionó que las primeras medidas de los 60 días del nuevo gobierno han tenido “un claro sentido de aliento a los sectores más concentrados”. Y advirtió que “si la inflación no empieza a estar en un cauce más o menos normal, todas sabemos que esto desemboca en una crisis política. Hay una velocidad para tratar temas de determinados sectores económicos, y una velocidad más gradual para discutir temas que tienen que ver con lo social. Esto genera irritación”, completó.

La cuestión de “la unidad” cegetista estuvo implícita. “La reunión fue un paso fundamental” hacia la unificación, sostuvo Daer. También Pereyra sostuvo que era “el inicio en la búsqueda de la unidad”, y cuando se le preguntó qué perfil debía tener el nuevo líder, sostuvo que “Moyano debe ser el futuro titular de la CGT unifificada”.

Los legisladores buscan por otra parte poner en marcha en el ámbito del Congreso un “Observatorio de Temas Laborales”, que esté integrado por diputados de origen gremial de todos los partidos.

Los legisladores del Frente Renovador se comprometieron a llevar el tema al debate con otros sectores opositores, para tratar de forzar al Gobierno a modificar el tributo antes del 2017, como pretende el Presidente.

Fuente: http://www.clarin.com/politica/Reencuentro-Moyano-Calo-Barrionuevo-Ganancias_0_1529247556.html