20 JULIO. ¡FELIZ DÍA DEL AMIGO!

Se parecen a los ángeles pero no son ángeles. Siempre les faltan las alas y a veces les sobra barriga. Pueden ser gorditos o flacos, distraídos o desprolijos, silenciosos o charlatanes. Se parecen a cualquiera, pero los amamos y nos aman. Nos conocen cómo somos cuando no estamos queriendo ser otra cosa. Nos perdonan cuando nos enojamos o nos distraemos. Nos prestan esos diez últimos pesos que llevan en los bolsillos. Puede faltarles cualquier cosa menos tiempo cuando los necesitamos, pañuelos cuando lloramos o risas para un festejo. Nos acompañan en la vida y con su vida. Son solidarios  quizás sin saberlo. Son generosos como un modo de estar en el mundo. Son como una casa que ayudamos a construir aunque nunca nos permitan del todo habitar en ella. En épocas difíciles de barcos naufragando, tienen puesta en nosotros, su mirada inmensa. Esperan que hagamos lo correcto pero contamos con su perdón si nos equivocamos. Son pocos, apenas un puñadito a lo largo de la vida. Los hicimos, (nos hicimos), a mano, poco a poco, paso a paso. Nos probamos en todas las guerras y siempre estamos.

 ¡Por eso en este día el IPLIDO quiere brindar por los amigos!