Premio Nobel de la Paz 2014

Malala Yousafzai, una adolescente pakistaní junto a un activista indio, Kailash Satyarthi, fueron galardonados con el Premio Noel de la Paz gracias a su incansable lucha por los derechos de los niños

Dos líderes representantes de la lucha en la defensa de los derechos de los niños fueron galardonados con el premio nobel de la Paz en este 2014. El Comité Nobel de Noruega año tras año y como legado de su creador, Albert Nobel, otorga este premio “a la persona y/o personas que hayan trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz”. Este año, gracias a su lucha contra la opresión de los niños y los jóvenes y por el derecho de todos los niños a recibir educación lo han recibido el indio KailashSatyarthi, presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil y la joven activista pakistaní, MalalaYousafzai, quien con apenas 17 años, ha dejado huellas imborrables en el corazón de muchos niños y adolescentes pakistaníes, gracias a su incansable laboren la exigencia de los derechos civiles en su país, sometido en algunas regiones por los talibanes. Ha trabajado y sigue haciéndolo en acciones que promueven la educación para las mujeres. Ese activismo desinteresado, profundo y comprometido ha puesto en riesgo su vida, ya que le costó un ataque por parte de un grupo terrorista vinculado a los talibanes, que le disparó en reiteradas ocasiones. Malala fue operada y tratada en Reino Unido, donde no se olvidó del pesar de su pueblo sino que continuó y redobló su lucha. La fuerza de sus argumentos y el poder de su mensaje la hicieron que en la persona más joven en haber recibido un Nobel.

Desde el IPLIDO de la UTHGRA, nos sumamos a la alegría por este justo reconocimiento, ya que desde que iniciamos nuestra labor, la promoción del desarrollo integral de los niños a través de la educación y la defensa de sus derechos, así como también la prevención de la violencia contra la mujer son dos ejes fundamentales de nuestra labor diaria – Estos objetivos harán una sociedad más justa, humana, y solidaria, donde todos merecemos vivir.