El titular de la ONU y el Papa, en el Vaticano

2013. CIUDAD DEL VATICANO.- La trata de personas, la tensión que generan las amenazas de Corea del Norte, la crisis humanitaria en Siria y la violencia que ensangrenta a parte de África fueron algunos de los temas de los que hablaron el papa Francisco y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
Esta mañana, el Pontífice recibió a la máxima autoridad de las Naciones Unidas en su estudio privado. Este último llegó acompañado por una comitiva de 12 personas, entre las que se encontraba el responsable de los planes de desarme nuclear. Durante 20 minutos debatieron sobre distintos problemas internacionales, entre los que se destacó el de la trata de personas, especialmente de mujeres, y la situación de los refugiados y los emigrantes.

Ban Ki-moon destacó que existen ideas y objetivos comunes entre la Santa Sede y la ONU, y remarcó que fue un gran honor reunirse con el papa, “uno de los líderes espirituales del mundo”, destacó la agencia Télam.

Por su parte, Francisco destacó la contribución de la iglesia católica en favor de la dignidad integral del ser humano.

El papa también recibió hoy en audiencia al franciscano José Rodríguez Carballo, a quien nombró hace algunos días como secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.