Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas

23/09/2009

El Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños fue instaurado por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladesh, en enero de 1999.

El 23 de septiembre de 1913, en nuestro país, fue promulgada la Ley Nro. 9143, conocida por el nombre de Ley Palacios, contra la prostitución infantil y en 1951 consagró el abolicionismo adhiriendo a la Convención para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena. Los datos a nivel mundial reflejan que un 20% de las víctimas de trata de personas son niños.

Un informe de ONUDE (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) indica que la forma mas común de la trata de personas es la explotación sexual en un 79% de los casos, además de tratarse de una cuestión de género, ya según el informe, la mayoría de sus víctimas son mujeres.

A nuestro país llegan mujeres de otras partes del mundo para ejercer la prostitución, no obstante, existen rutas internas para el tráfico de mujeres y niñas destinadas a la prostitución y a la servidumbre sexual. Salta, Jujuy, Chaco, Catamarca, Tucumán, y sobre todo Misiones, son las provincias que captan y luego trasladan a mujeres, niñas y niños. Las provincias que reciben y explotan son: Entre Ríos, Córdoba, Santa Fé, La Pampa y Buenos Aires y en los últimos años se ha convertido en un país de origen, tránsito y destino de la trata de personas.

En el mundo laboral se detectan dos tendencias relacionadas con el trabajo forzoso. La primera esta ligada a la pobreza, el aislamiento y la discriminación, y la segunda es la que está conectada con prácticas de trata de personas y con las migraciones.

El derecho a elegir libremente el empleo es un derecho humano fundamental, y en los Sindicatos en forma conjunta con el Estado trabajamos para erradicar el trabajo forzoso. Es inaceptable que estas formas de explotación sigan prevaleciendo en la Argentina como en el resto del mundo y para ello debemos intensificar la acción instalando la problemática de este flagelo en todos los órdenes sociales.

Contamos con una nueva herramienta: la Ley 26.364, sobre Trata de Personas, para que desde nuestro lugar de Organización Sindical que lucha para mejorar la calidad de vida del pueblo trabajador, podamos frenar este negocio inhumano, para que no existan trabajador@s esclavizados, ni niñ@s explotados.