Día Nacional de los Derechos Políticos de la Mujer

23/09/2009

Hoy es el “Día Nacional de los Derechos Políticos de la Mujer” establecido por la Ley 24.785 promulgada el 31/03/1997, en memoria de la publicación de la ley 13.010 que consagró la igualdad de derechos políticos entre el hombre y la mujer el 23 de septiembre de 1947

María Eva Duarte de Perón, nuestra querida Evita, impulsó para que el Congreso Nacional concretara los reclamos que las mujeres, en una lucha denodada y muy valiosa, ya venían haciendo desde largo tiempo atrás. De allí que se promulgara la Ley 13.010, que otorga derechos cívicos a la mujer, pudiendo participar de una elección, ya sea eligiendo y siendo elegida, y contar con los mismos derechos civiles que los hombres. Por ello, en los comicios del 11 de Noviembre de 1951 las mujeres argentinas pudieron emitir su voto y la compañera Evita pudo hacerlo realidad desde su lecho de enferma donde ingresaron la urna correspondiente.

En los años posteriores, las mujeres fueron logrando con mucho esfuerzo una mayor participación en el ámbito de la política argentina, pero aún así fue necesaria la creación de mecanismos jurídicos que ante los cambios estructurales de una sociedad se tornan imprescindibles como lo ha sido la Ley 24.012 que exigiera el cupo femenino. Así fue, que por dicha ley se modificó el art. 60 del Código Electoral Nacional, estableciéndose que las listas deberán tener mujeres en un mínimo del 30 % de los candidatos a los cargos a elegir y en proporciones con posibilidad de resultar electas, disponiendo además, que no será oficializada ninguna lista que no cumpla estos requisitos.

Desde el IPLIDO podemos decir, que en las entidades sindicales también ha sido necesaria una ley de cupo femenino (30 %) para que se cumpliera con el acceso a los cargos electivos de los sindicatos así como en la representación de las negociaciones colectivas. En ello, debemos a nuestra compañera la Diputada Graciela Camaño, quien en el 2001 en su labor parlamentaria impulsó la sanción, que luego se concretó cuando se desempeñaba como Ministra de Trabajo, a través de la Ley 25.674 dictada por el Congreso Nacional el 06 de Noviembre de 2002.

En nuestra entidad sindical –UTHGRA- la participación activa de las mujeres ha ido creciendo, incluso mucho antes de la imposición de las normas antes mencionadas, de las cuales este Sindicato es un ejemplo de cumplimiento, y queda a todas luces demostrado con el resultado de las últimas elecciones.

El camino de las mujeres continúa abriéndose por la propia capacidad de cada una, y que por tantos años fue cercenada, cuando se las consideraba como incapaces desde el punto de vista jurídico según lo establecía el Código Civil originario, equiparándolas en ese entonces a los menores e incapaces y haciéndolas depender de la figura masculina de la familia.

Las herramientas jurídicas brindan un andamiaje importantísimo, pero debemos continuar velando para que se cumplan estas y otras normas que vendrán, y así alcanzar el cambio de paradigma que nos permita vivir en una sociedad más justa y con igualdad de oportunidades.