“Comprometerse con el país, es bregar por los derechos de sus trabajadores”

2014. En un contexto nacional donde se vislumbra un Estado ausente en la defensa de los trabajadores, y sin respuestas claras y consistentes frente a los problemas que demanda la sociedad. Alcanzar la unidad del movimiento obrero argentino, en pos de la construcción de objetivos comunes orientados a mejorar la calidad de vida de todos los argentinos, es sin dudas una misión del presente pero también una potente apuesta hacia al futuro. Porque nos compromete a construir un país que queremos y nos merecemos tener, reflexionando, pero también actuando para lograrlo. La unión de los trabajadores asume una visión nueva, y a la vez esperanzadora y estratégica, que se presenta como un gran desafío en pos del trabajo, la paz y la justicia social para todos los argentinos.