Jornada sobre “Noviazgos Violentos”

Jueves 08 de junio – 16 Hs. – “Noviazgos Violentos – Jornada Libre y Gratuita

La adolescencia constituye una etapa de la vida en la cual las identidades y las relaciones de género transforman sus significados para la persona y para su entorno. Desde algunas tradiciones, se supone que las mujeres se “hacen señoritas” cuando tienen su primera menstruación y que los varones se “hacen hombres” cuando se inician sexualmente. En cualquier caso la construcción de la identidad de género que tiene lugar en esta etapa del ciclo vital no deja de estar sometida a la influencia de estereotipos. Estos estereotipos suponen una serie de mandatos que profundizan las diferencias y relaciones de poder entre varones y mujeres, en dimensiones que se inscriben en sus cuerpos y en sus experiencias de la sexualidad, de sus sentimientos y de las relaciones con los otros. En este sentido, hacemos referencia a aquellos mandatos que posicionan a ellos y limitan a ellas en la conquista del mundo público y en el desarrollo de la autonomía personal.

Al ingresar en la adolescencia, ya se han atravesado las etapas de socialización de la infancia. Los y las adolescentes ya habrán incorporado ideas, creencias y mandatos sobre lo que hacen, pueden y deben hacer los varones o las mujeres. Ya saben que se espera que un varón sea fuerte, inquieto, activo, inteligente, racional, que no llore y que enfrente desafíos; alejarse de estos mandatos supone una “feminización”, esto es, una degradación de lo masculino desde el punto de vista patriarcal. Por otro lado, saben también que de una niña se espera que sea suave, sumisa, tolerante, dulce, menos activa, sensible, perceptiva, emotiva, prolija, coqueta y dispuesta a colaborar en las tareas del hogar.

Es a partir de estas diferencias jerarquizadas y de estos roles diferenciados entre varones y mujeres que los jóvenes comienzan a construir sus relaciones interpersonales, (sean noviazgos, relaciones casuales, amistades, etc.) y desde donde se creará una relación desigual de poder entre varones y mujeres.

Este taller buscará problematizar y desnaturalizar prejuicios y estereotipos, prácticas y costumbres socialmente aceptadas, entendiendo que este es el camino para la construcción de relaciones equitativas entre varones y mujeres, previniendo la discriminación y el maltrato entre unas y otros.